Mercadillo de la Tierra, dieta mediterránea y el mejor producto autóctono

El pasado sábado 19 de septiembre, durante las fiestas de La Recueja, CEDER La Manchuela organizó el I Mercadillo de la Tierra Manchuela, un mercado callejero al aire libre de alimentos autóctonos de la comarca para conocer, degustar y comprar productos cultivados y elaborados “Made in La Manchuela”.

Esta iniciativa del Mercadillo de la Tierra forma parte del proyecto Medieterránea, que la Asociación para el Desarrollo de La Manchuela ha estado llevando a cabo durante los últimos años junto a los otros cinco grupos de desarrollo rural de la provincia de Albacete. Dicho proyecto tiene un doble objetivo, por un lado, promover la dieta mediterránea para una alimentación saludable y sana, por otro, promocionar el producto agrícola y ganadero autóctono y de cercanía entre los habitantes de la comarca, precisamente ese que hace sencillo llevar dicha dieta.

Entre los puestos, este Mercadillo de la Tierra contó con una importante participación y representación de hortelanos del Júcar y del Cabriel, además de una amplia variedad de productos elaborados, como los aceites y vinos de Finca El Molar y azafrán Espigón (Fuentealbilla), los quesos de El Convento (Mahora), vinagres de Goyval y cerveza artesana El Quijote (Madrigueras) y los panes y bollería artesana de Panadería Sahuquillo (Villamalea).

Todos ellos terminaron muy satisfechos de la experiencia. Valoraron positivamente la posibilidad que este mercadillo había ofrecido a la hora de crear un espacio de exposición y venta exclusivo para el producto autóctono y local.  Según algunos de estos productores, “esto permite acercar nuestro producto a nuestros vecinos, que lo conozcan y valoren el trabajo que hay detrás de hacer las cosas aquí, con lo que sale de nuestra tierra”. Incluso fueron muchos los que comentaron con los organizadores de Ceder La Manchuela que, de alguna manera, este Mercadillo de La Tierra pudiera institucionalizarse y que se hiciera de manera periódica en diferentes localidades de La Manchuela.

Por otro lado, durante la mañana, y gracias a las fechas en las que se celebró, en plena época de recolección, se organizó una cata de tomates autóctonos de las huertas de La Manchuela. Durante la misma se pudieron apreciar una gran cantidad de diferencias entre dichas variedades, en cuanto a sabor, acidez, texturas y consistencia. Estas diferencias, según comentaron hortelanos y consumidores durante la cata, son pistas para hacer un mejor uso de cada tomate y destinar cada un tipo de elaboración: conserva, crudo, ensaladas, tomate frito o en salazón.

El proyecto Medieterranea ha estado dirigido a todo tipo de consumidores en su conjunto, con acciones como este Mercadillo de la Tierra, de información y sensibilación sobre las ventajas para la salud y para las economías locales del consumo de productos de origen cercano. También ha dedicado una especial atención a niños y jóvenes, un colectivo que a día de hoy desconoce en gran medida la dieta mediterránea, debido a la influencia de los actuales patrones de consumo y alimentación, pero que resulta esencial si se quiere que esta forma de comer perdure en el tiempo y recupere el espacio perdido en los hábitos alimentarios de la población. Finalmente, otro de los objetivos del proyecto ha sido reforzar las relaciones y la colaboración entre productores locales y los restauradores de la comarca para fomentar una oferta gastronómica con mayor presencia de la dieta mediterránea y del producto autóctono.